Coaching para aprender a ser feliz

Ante un problema muchas veces buscamos causas en el pasado. Tratamos de comprender y resolver nuestros asuntos buscando la causalidad, el por qué de las cosas, los autores más que el sentido de lo que está pasando. Aplicamos la lógica obvia y ésta no siempre es lo más acertado.

Cuando estos pensamientos (causa/efecto) nos resultan insuficientes es cuando empieza a tener sentido el pensamiento sistémico. El pensamiento circular nos permite ver la relación de los hechos, su vinculación y conexión integrando las cosas aparentemente opuestas para aumentar nuestra posibilidad de actuar y efectividad.

Gracias a este tipo de pensamiento los hechos toman sentido y encontramos el para qué de las cosas y de la vida.

Ser feliz sin peajes

Ser tú mism@ es ser feliz sin peajes

Desde el punto de vista del pensamiento sistémico, nuestra vida es un entramado similar al de una tela de araña. Cada uno de nosotros está conectado a otras muchas cosas y personas que forman nuestro sistema. De manera que, si queremos introducir un cambio, tenemos que luchar contra las maquiavélicas artimañas del sistema que, de forma inevitable, peleará por mantenerse en equilibrio.

Desde este enfoque nuestros propósitos de año nuevo son cambios que afectan al equilibrio del sistema. Cuando dejamos de ejercer presión todo vuelve a ser como al principio. Esto explica porqué la mayoría de nuestros propósitos de año nuevo terminan siendo un fracaso.

Si estás pensando empezar un máster, aprender un nuevo idioma, ir al gimnasio o cambiar de pareja, antes de empezar a luchar en vano contra el sistema, analiza todas las variables que influyen en el cambio. Si no acabarás inevitable y sistemáticamente en tu bucle de comportamiento.

Durante la vida aprendemos a ser felices o a ser infelices.

Cuando somos pequeños, no nos damos cuenta de ese aprendizaje. Aprendemos a ser felices o infelices, no sólo a partir de las experiencias que vivimos, sino de la forma en que los adultos nos enseñan a vivirlas y a vivir cualquier tipo de problemas.

Quiere decir, que así como aprendimos una actitud, podemos aprender una diferente, que sustituya aquella que nos hace sufrir. No podemos evitar el sufrimiento, que es parte de la vida. Pero podemos enfrentarlo con una actitud adecuada y superarlo. Las personas aprendemos porque lo deseamos.

El Coaching nos enseña que si deseas cambiar, si deseas ser feliz y trabajas tus emociones aprenderás cómo lograr tu deseo: ser feliz, ser auténtica

matilde_pastor_coach

Perfil_MAT

Matilde Pastor – ¿Cómo te puedo ayudar?

A veces es importante dejar que la vida te sorprenda… Querer disfrutar del camino… Y, apostar por todo aquello que te ilusiona y gusta. Ahí se esconde nuestro gran “talento”.

Mi objetivo es ayudar a otras mujeres a su desarrollo personal y profesional, que se sientan y sean felices sin peajes. ¡Despertar y liberar todo su potencial!

Volver al inicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con * son obligatorios

¡Suscríbete al blog auténtico!

¡Suscríbete al blog auténtico!

×
Escríbeme al Chat Auténtico

Pin It on Pinterest

Shares
¡Comparte y gana buen karma!