Crisis de los 40 ¿Qué hago aquí?

La crisis de los 40 nos sorprende cuando menos lo esperamos. ¡Es lo que tienen las crisis! Aparecen cuando menos las necesitas. Si a los 30 te planteaste ¿Quién soy?

Con 40 años la clave es ¿Qué hago aquí? … Ya no tengo 25 años

¿Cuál es el sentido de mi vida? ¿Qué dirección he tomado y cuál tendría que realmente haber sido?…

Se suponía que habíamos superado y madurado. Pues no, un día ocurre algo que te devuelve a la realidad. La sacudida de los 30 la salvaste gracias al apoyo de tus amigos y la familia. Ahora bien, ¿aprendiste lo que tu vida te decía?

Internamente algo te dice que lo que estás viviendo es más complejo. Empiezas a escucharte y eliges (porque es una elección) que no quieres cerrar los ojos,. Decides ir a un psicólogo, psiquiatra, coach… o terapeuta para comprender y aprender cómo pasar a la siguiente casilla.

La siguiente casilla te lleva a empezar un trabajo interno, personal y profundo. A conocerte, a aceptar el pasado, a mirar el futuro y, sobretodo, a tomar las riendas de tu vida.

Los motivos para la crisis pueden ir desde…:

  • la toma de conciencia del envejecimiento (cambios físicos y de etapa vital, dejas de ser joven)
  • los cambios hormonales
  • una pareja o relaciones conflictivas
  • problemas sostenidos en el tiempo en las relaciones con la familia
  • insatisfacción laboral
  • darte cuenta de los errores que has cometido o bien que estás haciendo lo mismo que supuestamente ya habías superado a los 30
  • la vida está pasando demasiado rápido
  • te aburres (rutina)
  • no tienes objetivos claros …
¿Qué hago aquí?

La inseguridad, una baja autoestima o la responsabilidad excesiva se han apoderado de los mandos. La buena noticia es que esta crisis es evolutiva. Un cambio de perspectiva. Una oportunidad para cambiar, para redirigir tu vida y conseguir aquello que aún no has logrado.

Es un gran momento para pensar ¿Qué has hecho? Párate, analiza dónde estás y decide si tu vaso está medio lleno o medio vacío. Haz un ‘como si’ y mira cuál es la vida que te gustaría vivir. ¡Sueña y actúa! ¡Reinvéntate! Piensa en positivo, la experiencia ayuda, no te tomes nada demasiado en serio, disfruta y no te obsesiones con las metas, fija objetivos paso a paso, agradece lo que tienes y vive el presente.

“Los cuarenta son la edad madura de la juventud; los cincuenta la juventud de la edad madura” – Víctor Hugo –

Si te ha gustado mi post y quieres contarme tu vivencia o dejarme tu opinión puedes hacerlo abajo. Apúntate a mi ‘blog Auténtico’ y recibirás todas las novedades directamente en tu correo. (mira tu carpeta “spam” y clasifícalo como “NO ES SPAM” sino en 30 días tu servidor borrará mi correo).

Perfil_MAT

Matilde Pastor – ¿Cómo te puedo ayudar?

A veces es importante dejar que la vida te sorprenda. Descubrir quién eres realmente. Lograr coherencia personal y profesional. Y, apostar por todo aquello que te ilusiona y gusta. Ahí se esconde nuestro gran “talento”.

 

 

 

Volver al inicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con * son obligatorios

¡Suscríbete al blog auténtico!

¡Suscríbete al blog auténtico!

×
Escríbeme al Chat Auténtico

Pin It on Pinterest

Shares
¡Comparte y gana buen karma!