¿Dejaste de soñar o sueñas?

Durante 30 años estuve convencida que no soñar formaba parte de la ‘normalidad’ y sólo cuando  empecé a trabajar mi ‘yo interior’ descubrí que para sobrevivir en mi infancia había anulado esa capacidad. Soñaba aunque mi autodisciplina y mi espíritu de supervivencia no me permitía recordar mis sueños. Si no recordaba mis sueños es que no tenía sueños: simple.

Años después sé que soñar es una de las cosas más maravillosas que te pueden ocurrir. Tus sueños te ayudan a crear metas.  Y, si tu sueño es lo suficientemente poderoso nada ni nadie podrá detenerte.

Hacer lo que te gusta, lo que te apasiona te hará triunfar. Una de las cosas más tristes que te pueden ocurrir es que desperdicies tu vida haciendo algo que odias solamente por dinero, por clasismo, por que es lo correcto, lo que toca o lo que otros esperan de ti. En realidad lo que estás es desperdiciando tu tiempo. Y tiempo es lo que menos tenemos en esta vida.

Todos tenemos sueños. Saber cuáles son y trabajar por y para ellos impedirán que mueran. Si decides hacerlo y cumplirlos serás fiel contigo misma, auténtica. Sabrás cuál es tu rumbo y nadie podrá detenerte.

¿Qué es lo que te impide soñar?

Nacemos llenos de sueños, con un don o talento. En la mayoría de los casos, la familia, la sociedad, el colegio, los amigos, los educadores, quizás sin darse cuenta, nos cortan las alas. Nos crean límites que no son reales con frases devastadoras como: anda no digas tonterías, tienes pájaros en la cabeza, imposible,… A veces y en la mayoría de los casos, llegas a la edad adulta convencida que sí estás dónde quieres estar y que eres feliz.

Es un espejismo. De repente, cuando menos lo esperas te das cuenta de que no. No vives con pasión, simplemente pasas por la vida. Ese es el momento en que uno toma realmente las riendas de su vida y decide disfrutar.

Los sueños alimentan nuestra ilusión y nos hace sentir cada paso como una victoria. Y, por suerte cuando empiezas esta búsqueda te alejas de las personas que pueden desanimarte o distraerte.

Desde el Coaching podemos trabajar para desechar pensamientos que sean mentira o te hagan daño. Incluso cambiar pensamientos o creencias limitantes por otras que sean saludables para ti. Recuperar tu talento dará sentido a tu día a día. Y, tarde o temprano tus sueños se harán realidad. El día que esto ocurra habrás llegado a tu meta.

¡Entrena tu cerebro en positivo, sueña y logra tus metas!

Perfil_MAT

Matilde Pastor – ¿Cómo te puedo ayudar?

A veces es importante dejar que la vida te sorprenda… Querer disfrutar del camino… Y, apostar por todo aquello que te ilusiona y gusta. Ahí se esconde nuestro gran “talento”.

Mi objetivo es ayudar a otras mujeres a su desarrollo personal y profesional, que se sientan y sean felices sin peajes. ¡Despertar y liberar todo su potencial!

Volver al inicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con * son obligatorios

¡Suscríbete al blog auténtico!

¡Suscríbete al blog auténtico!

×
Escríbeme al Chat Auténtico

Pin It on Pinterest

Shares
¡Comparte y gana buen karma!