¿Te permites ‘ser Brillante’ o tienes miedo?

Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos sin límite. Es nuestra luz, no la oscuridad lo que más nos asusta. Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, precioso, talentoso y fabuloso? – Nelson Mandela –

A veces no nos damos cuenta que esquivamos ser brillantes. En ocasiones simplemente por creencias adquiridas en nuestra infancia. Quizás nos han dicho demasiadas veces que éramos tontos,  o bien que los demás lo hacían mejor que nosotros, que premiarnos nos convertiría en adultos arrogantes, que no merecemos triunfar y, simplemente desde la mente del niño les hemos creído.

Al final, actitudes como regalar tu potencial  (se puede ser generoso sin ser ingenuo), atascarte después de un error (sin considerarlo un aprendizaje), rehuir el cambio o no tolerar la incertidumbre no son amigos de la adaptación necesaria para ser genuina.

Las personas auténticas no pierden tiempo en asuntos que no pueden controlar, tampoco intentan cambiar a todo el mundo ni piensan constantemente en el pasado. Fuera como fuese, aquello pasó.

Los líderes tropiezan dos veces en la misma piedra por que es perfecto para aprender.  No vale la pena tirar la toalla tras un error o una mala decisión. No somos perfectos, somos humanos. Cada fracaso es una oportunidad para hacerlo distinto y lograr nuestro objetivo.

Sentir que el mundo tiene una deuda contigo sólo aporta victimismo: nadie agradece tus esfuerzos, tus horas extras,… Lo siento, nadie te debe nada; ni siquiera un reconocimiento. Muchos triunfan o fracasan, sin que importe su preparación y educación, ni las ‘palmaditas’ en la espalda. Piensa que tener un sueldo y una vida relativamente cómoda ya es un “gran éxito”. Aprende a sentirte realizada por ti misma.

Enfadarse o sentir celos por los éxitos de los demás no es ser una buena jugadora, lo mismo que desear resultados a corto plazo. Si aprendes a vivir con la mente puesta en el largo plazo, tendrás éxito. Da igual que se trate de ir al gimnasio, empezar un negocio o hacer dieta: no quieras todo ‘ya mismo’.

Sé paciente, perseverante y verás los resultados.

¿miedo a ser brillante?

Pregúntate ¿me permito ser brillante?

 

El Coaching te aportará herramientas para que seas quien realmente eres: “brillante”

Envíame un mail y vemos cómo podemos conocernos y trabajar juntas

 

 

Volver al inicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con * son obligatorios

¡Suscríbete al blog auténtico!

¡Suscríbete al blog auténtico!

×
Escríbeme al Chat Auténtico

Pin It on Pinterest

Shares
¡Comparte y gana buen karma!