Coaching Ejecutivo Auténtico

A través del Coaching buscamos soluciones efectivas a nuestros asuntos personales y profesionales. En definitiva, trabajamos cómo desarrollar el talento individual y nuestras competencias dentro de las organizaciones.

Si bien es cierto que a veces en las empresas no se tienen en cuenta las “Leyes Sistémicas” y es importante saber que aunque no las conozcamos éstas actúan igualmente (jerarquía, orden, equilibrio, permanencia..).

Seguro que te resulta familiar si te hablo de empleados que esperan el reconocimiento del jefe, o los que tratan a su jefe como a un hermano, como un igual; o bien jefes que esperan que los empleados le sientan como a uno más o que hacen de papás/mamás con sus empleados…

Personalmente, siempre he defendido que ser Jefe no es lo mismo que ser Líder.

Coaching Ejecutivo SistémicoEl Jefe dice yo, manda, presume, habla de mi empresa… tiene empleados. Su primer objetivo es personal, el segundo es la voz de la Dirección (lo conocido como “peloteo) y, en el último pone al equipo. En esencia, suele trabajar desde un orden invertido de la importancia de los objetivos.

En cambio, un buen Líder tiene en cuenta a todos, respeta y motiva a las personas y sus ideas, tiene ideas sugerentes y cree en ellas, es creíble y confiable, es el más fuerte (física, emocional, y psíquicamente), genera cambios, levanta el ánimo de las personas, cambia situaciones destructivas por constructivas.

El Líder, en este sentido, debe tener actitud de servicio, tomar decisiones en cuanto a lo mejor la organización, el equipo, las personas y luego él mismo. No debe puentear ni dejarse puntear, ordena al equipo por jerarquía y antigüedad, en definitiva incluye en lugar de excluir.

Si el jefe tiene capacidad de mando para transmitir lo agradable y lo no tanto, premiar (reconocer..), castigar (reprender…) , ejercer autoridad, equilibrar siendo imparcial, comunicar, aceptar lo que hay (organización, dirección, medios, equipos, personas), entonces se convierte en Líder.

En resumen, el Liderazgo implica saber respetar, ordenar, intercambiar, comunicar, transmitir, tener confianza y serenidad. Y cuando esto ocurre la organización desde el punto de vista sistémico obtiene orden, equilibrio, confianza, comunicación, cooperación, motivación, implicación, compromiso, y fidelidad.

Desde el Coaching comprendemos la función del liderazgo y su aporte en el logro de cambios organizacionales. Identificamos competencias fundamentales del liderazgo y estilos de liderazgo de acuerdo a la situación. Incorporamos herramientas y habilidades de Coaching orientadas a optimizar el desempeño de los colaboradores.

El Coaching Ejecutivo brinda los conocimientos necesarios para desarrollar las cualidades de un Líder. En definitiva, conocer y aplicar herramientas de comunicación, motivación y desarrollo de equipos para lograr los objetivos de la organización.

Perfil_MAT

Matilde Pastor – ¿Cómo te puedo ayudar?

A veces es importante dejar que la vida te sorprenda… Querer disfrutar del camino… Y, apostar por todo aquello que te ilusiona y gusta. Ahí se esconde nuestro gran “talento”.

Mi objetivo es ayudar a otras mujeres a su desarrollo personal y profesional, que se sientan y sean felices sin peajes. ¡Despertar y liberar todo su potencial!

Volver al inicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con * son obligatorios

¡Suscríbete al blog auténtico!

¡Suscríbete al blog auténtico!

×
Escríbeme al Chat Auténtico

Pin It on Pinterest

Shares
¡Comparte y gana buen karma!