La envidia profesional

La envidia profesional empieza en lo personal. En ocasiones el foco en la gestión de habilidades de liderazgo se pone exclusivamente en el prisma empresarial cuando, en realidad, todo nace a nivel personal en “cómo somos” o “quién somos”.

¿Qué ocurre cuando una persona es envidiosa, orgullosa, rencorosa, celosa, controladora… y llega a un puesto de poder en la empresa?

¿Dónde nacen los jefes estrictos, exigentes, arrogantes, falsos, ególatras, manipuladores, con baja autoestima o con necesidad de ser vistos…?

No sé si te suena esos dichos tipo: “a mis años, es que soy así” … “puff, un curso de esos donde nos cuentan chorradas sobre cómo gestionar personas” … Ahí empieza parte del problema. El cambio o la transformación forma parte del proceso de desarrollo y crecimiento personal de cualquier ser humano. Ahora bien. HAY QUE TENER VOLUNTAD DE CAMBIO y UNA MIRADA OBJETIVA hacia nosotros mismos.

¡No hay peor enemigo que aquel que no quiere ver!

La escucha activa, empatía, confianza, creatividad, dejar hacer (autogestión), disfrutar con el crecimiento de los demás, agradecimiento por el buen trabajo, el apoyo, la comunicación positiva y efectiva, las reuniones eficaces, el priorizar objetivos profesionales vs personales… nacen de nuestro talante como personas. Y de algo más profundo que es “quiénes somos”.

La envidia profesional es un mal en algunas organizaciones y, por desgracia, conecta con todas aquellas emociones no positivas (miedos e inseguridades) que pueden arruinar el buen clima laboral. Hablamos de jefes que no pueden evitar ver a su equipo como el enemigo. Jefes que sólo ven en esas personas las habilidades de las que ellos carecen. Jefes que pagan con ellos su miedo a que brillen más… sometiéndoles a extremos como hasta revisar todos los mails que escriben, no permitiendo la toma de decisiones o la libertad de ideas y creatividad. ¡Aquí se hace todo como yo digo!

Ya sabemos que el clima laboral está altamente conectado con la motivación de los empleados y, esta a su vez, con los resultados de la empresa …

-Como empresa- ¿Qué haces cuando hay descontento o problemas con las personas?

¿Miras las habilidades y defectos de tus líderes? (sin juicio)

¿Buscas la culpa, miras para otro lado o buscas soluciones efectivas?

Los auténticos líderes en las organizaciones deberían pasar el filtro del autoconocimiento, del aprendizaje para gestionar sus habilidades menos positivas a través de una mayor autoestima (seguridad, reconocimiento interno, confianza) y, potenciar la comunicación y escucha de su equipo.

Si te ha gustado mi post y quieres contarme tu vivencia o dejarme tu opinión puedes hacerlo abajo. Apúntate a mi ‘blog Auténtico’ y recibirás todas las novedades directamente en tu correo. (mira tu carpeta “spam” y clasifícalo como “NO ES SPAM” sino en 30 días tu servidor borrará mi correo).

 

Perfil_MAT

Matilde Pastor – ¿Cómo te puedo ayudar?

A veces es importante dejar que la vida te sorprenda. Descubrir quién eres realmente. Lograr coherencia personal y profesional. Y, apostar por todo aquello que te ilusiona y gusta. Ahí se esconde nuestro gran “talento”.

Volver al inicio

Deja una respuesta

Su dirección de correo no será pública. Los campos marcados con * son obligatorios

¡Suscríbete al blog auténtico!

¡Suscríbete al blog auténtico!

Pin It on Pinterest

Shares
¡Comparte y gana buen karma!